Medvedev: «No me siento tan seguro en este torneo como en el US Open»

El ruso reflexiona sobre sus aspiraciones en el primer Grand Slam del año y lo mucho que puede llegar a sufrir cuando hace mucho calor en Melbourne.

Ciertas dudas sazonaron el debut de Daniil Medvedev en el Open de Australia 2024 y sus palabras en rueda de prensa hacen ver que necesita ir adquiriendo ritmo para mejorar sus sensaciones, así como cierta fobia al calor extremo. El ruso habló en rueda de prensa con su habitual sinceridad y dejó interesantes reflexiones.

Parte con la condición de firme candidato al título, reafirmada por el hecho de saber ya lo que significa ganar un Grand Slam, pero ahora hay que demostrarlo en la cancha. Daniil Medvedev tiene claro que la competencia es feroz y que no puede desperdiciar oportunidades si quiere ampliar su cuenta particular de títulos en esta categoría. Arrancó el Open de Australia 2024 dejándose un set ante un Atmane que terminó retirándose, y dejando ciertas dudas respecto al rendimiento del ruso, que tendrá que ir despejando en próximas rondas.

Problemas con el calor

«No ha sido el día con más calor que he vivido en Australia, pero veníamos de un tiempo en el que las temperaturas no habían sido muy altas, y el cuerpo ha notado el cambio. He llegado a sentir calambres en algunos momentos, los nervios de jugar el primer partido del año de Grand Slam también influyeron, y la verdad es que estoy feliz por haber podido resolverlo de una manera u otra. He intento no mostrar mis debilidades y mantenerme fuerte mentalmente», comentó un Medvedev que incidió en la importancia de no mostrar emociones. «Habitualmente soy capaz de no mostrar frustración y tengo claro que eso es clave para superar momentos complicados», aseguró un Daniil que recuerda una anécdota con su amigo Rublev, en el que éste le reconoce que en uno de los partidos que le ganó, fue clave ver a Daniil desesperado y con mala actitud.

Necesidad de cambiar algunas cosas en el tenis

Medvedev fue cuestionado acerca de la nueva regla que estipula la posibilidad de que los aficiones se muevan por las gradas entre juegos, sin que sea necesariamente en un descanso. «Si están justo detrás del rival puede ser molesto, especialmente cuando vas a restar. Considero que el descanso entre juegos debería ser mayor, concretamente, de 90 segundos. Los jugadores podríamos recuperarnos mejor de los esfuerzos y se ingresaría más dinero por publicidad. La única contrapartida sería que se alargarían los partidos», comentó Daniil que habló también de la amplitud de las pistas.

«Hay algunos partidos durante el año en los que no puedo jugar como deseo, porque no hay suficiente espacio por detrás de la línea de fondo. Creo que tenistas como Rafa, Casper o yo, estamos obligando a los torneos a poner pistas cada vez más grandes. Por ejemplo, en Madrid la pista central es enorme, pero luego me pusieron a jugar en la segunda pista en importancia y apenas podía moverme hacia atrás», recuerda un Daniil que acumula sorprendentes derrotas en ese escenario, con jugadores como Garín o Karatsev.

Sensaciones en el Open de Australia respecto a otras pistas duras

El ruso se caracteriza por ser un consumado especialista en pistas duras y merece la pena analizar sus palabras acerca de lo que siente en este torneo respecto a otros de esas condiciones, como el US Open. «No sé por qué razón concreta puede ser, pero no me siento tan bien en este evento como en otros torneos de pista dura, véase el US Open. Es cierto que he jugado la final en dos ocasiones y estuve cerca de ser campeón, pero no sé, quizá el hecho de estar a inicios de temporada haga que no llegue con tanta confianza y ritmo. En el US Open es donde llego en mi mejor nivel porque aún no estoy cansado, pero ya tengo mucho ritmo de competición», aseguró Daniil Medvedev, cuyo siguiente rival será Emil Ruusuvori.

Fuente: ATP

Web | + posts