La huelga de guionistas de Hollywood llega a su fin

Tras 148 días, la huelga de guionistas de Hollywood llega a su fin. El Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA) logró un acuerdo con las productoras hasta 2026 y, desde este miércoles, se levanta el paro.

Después de 148 días de lucha y manifestaciones, la huelga de guionistas de Hollywood llega a su fin. Tras lograr un acuerdo con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP), el Sindicato de Guionistas de Estados Unidos (WGA) votó de forma unánime por levantar la orden de restricción y acabar con el paro este mismo miércoles.

Esto significa que a partir de hoy, desde las 15:00, hora del Este —las 21:00 de España—, los afiliados al WGA podrán volver a trabajar. De todos modos, aún quedan algunas cuestiones por resolverse, puesto que los escritores tendrán que votar para ratificar el convenio logrado con los estudios. Esto se realizará entre el 2 y 9 de octubre próximo.

El nuevo vínculo laboral entre los guionistas de Hollywood y las grandes productoras de cine y TV tendrá una vigencia de casi tres años y se extenderá hasta el 1 de mayo de 2026. De esta forma, se ratifica lo comentado a comienzos de esta semana, cuando las partes en conflicto anunciaron que habían alcanzado un acuerdo tentativo.

Uno de los puntos salientes del convenio logrado entre los guionistas de Hollywood y la AMPTP es un sustancial incremento salarial y de los ingresos residuales. En tal sentido, el impacto más grande se aprecia en las producciones para plataformas de streaming.

Los guionistas de Hollywood imponen condiciones a los gigantes del streaming

Según el nuevo contrato publicado por el WGA, las películas que se desarrollen para plataformas como Netflix o Disney+ con un presupuesto de 30 millones de dólares o más, tendrán que pagar una compensación mínima inicial de 100.000 dólares por una historia y un guion a su escritor. Esto representa un incremento del 18 por ciento en comparación con el acuerdo previo. A esto se le suma una suba del 26 % en la base de residuales.

Los guionistas de Hollywood también recibirán bonificaciones basadas en la audiencia generada por los contenidos en streaming. Este es un logro crucial, puesto que obligará a las plataformas a ser transparentes sobre qué tanta llegada al público tienen sus series y películas originales. Un dato no menor, considerando que las compañías no suelen compartir estadísticas precisas sobre la reproducción de sus contenidos.

«Las Compañías acuerdan proporcionar al Sindicato, sujeto a un acuerdo de confidencialidad, la cantidad total de horas transmitidas, tanto a nivel nacional como internacional, de programas de streaming de alto presupuesto de producción propia (por ejemplo, una serie original de Netflix). El Sindicato puede compartir información con los miembros en forma agregada«.
Fragmento del nuevo convenio entre el WGA y las productoras de cine y TV.

El uso de la IA generativa

Más allá del incremento salarial y del pago por residuales, los guionistas de Hollywood han logrado imponer medidas concretas sobre el uso de la inteligencia artificial generativa. En primer lugar, no se podrá utilizar la tecnología para escribir o reescribir material literario, ni tampoco utilizarse como fuente. ¿Esto qué significa? Que los estudios no podrán aprovechar herramientas como ChatGPT o Bard para crear historias que luego los escritores deban transformar en un guion.

La negativa a trabajar con material provisto por las compañías que haya sido generado con IA tiene dos aristas. Por un lado, responde a la necesidad de proteger al guionista en caso de que sea acusado de plagio. No olvidemos que el uso de material protegido por derechos de autor es motivo de gran controversia en el sector artístico. Por el otro, para evitar que los estudios reclamen como propios los derechos detrás de la historia original que creó una inteligencia artificial, y sobre la cual un escritor forjó un guion.

Vale aclarar, de todas formas, que el uso de la IA generativa no está prohibido entre los afiliados al WGA. Los guionistas de Hollywood podrán usar herramientas de inteligencia artificial al prestar sus servicios, siempre y cuando reciban el consentimiento de la productora para la cual trabajan y se ajusten a sus políticas. No obstante, las compañías no podrán obligar a los escritores a utilizar tecnologías como ChatGPT en sus obras.

Además, los estudios de cine y TV deberán informar a los guionistas si el material con el que trabajan incluye elementos generados con IA. En tanto que el WGA dejará la puerta abierta a considerar como explotación el uso de los materiales creados por sus afiliados para entrenar modelos de inteligencia artificial, según cómo evolucione la posible regulación de los mismos.

Termina la huelga de guionistas, falta resolver la de los actores

Que la huelga de guionistas llegue a su fin no significa que Hollywood quede libre de conflictos. Los estudios de cine y televisión todavía deben resolver su enfrentamiento con el Sindicato de Actores (SAG-AFTRA), que se mantiene en pie de guerra. Por lo pronto, el panorama no es el mejor.

Recordemos que la huelga de actores y guionistas de Hollywood paralizó a la industria, afectando a varias producciones de gran nivel. Deadpool 3, Misión Imposible 8 y la segunda temporada de The Last of Us son solo algunas de ellas. Y se espera que la mayoría de las series y películas impactadas no cumplan con su fecha de estreno original.

Con los escritores habilitados para volver a trabajar tras 148 días de paro, los estudios intentarán recuperar el tiempo perdido. No obstante, las labores de rodaje continuarán detenidas hasta que SAG-AFTRA y la AMPTP logren un acuerdo.

Fuente: hipertextual.com

Web | + posts