Las exportaciones de petróleo de Venezuela aumentaron en 2023, ayudadas por el alivio de las sanciones de Estados Unidos

Las exportaciones de petróleo de Venezuela aumentaron un 12 % el año pasado a casi 700.000 barriles por día (bpd) cuando Estados Unidos alivió las sanciones impuestas desde 2019 al sector energético del país de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), según datos y documentos vistos por Reuters.

El aumento muestra el impacto de la relajación de las sanciones sobre las exportaciones de petróleo del país, y el grado en que mayores ganancias podrían seguir estando limitadas por la necesidad de políticas estables y capital para reconstruir la producción de crudo de Venezuela, que aumentó a un ritmo más lento que las exportaciones el año pasado.

A finales de 2022, Washington comenzó a dar luz verde a los canjes de petróleo venezolano por parte de empresas petroleras extranjeras por deuda y dividendos impagos. En octubre, Estados Unidos facilitó aún más las exportaciones de crudo y gas del país sudamericano a sus mercados elegidos con una licencia de seis meses destinada a fomentar una elección presidencial libre este año.

La relajación de las sanciones permitió el año pasado a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) aumentar sus exportaciones de crudo y combustible. Las casas comerciales globales a las que se les había prohibido realizar transacciones surgieron como los primeros compradores de cargamentos y proporcionaron importaciones de productos para satisfacer la demanda interna de combustible.

Las medidas reabrieron el mercado estadounidense para el crudo venezolano después de una pausa de cuatro años y permitieron la reanudación de las exportaciones de petróleo a la India, que antes de las sanciones estadounidenses estaba entre los tres principales destinos del petróleo venezolano.

China, que nunca suspendió las importaciones de crudo venezolano en medio de las sanciones de Estados Unidos, siguió siendo el año pasado el mayor destino del petróleo venezolano, absorbiendo alrededor del 65% de las exportaciones promedio del país de 695.192 barriles por día (bpd), según datos de monitoreo de buques de LSEG y documentos de Pdvsa. 

Estados Unidos

Estados Unidos recibió el 19 % de los volúmenes de envío o alrededor de 135.000 bpd, mientras que los países de Europa recibieron el 4 % y Cuba importó el 8 %. Países como Brasil, Colombia y Panamá también recibieron cargamentos el año pasado, según los datos.

El aumento de las exportaciones también fue impulsado por una producción de petróleo más estable durante el año y un aumento en los envíos de diciembre. Un total de 46 cargamentos partieron de puertos venezolanos con 798.000 bpd de crudo y combustible, y 376.000 toneladas métricas de derivados del petróleo y petroquímicos en el último mes del año.

La producción de crudo de Venezuela promedió 794.000 bpd hasta noviembre, un aumento con respecto a los 716.000 bpd de 2022 y los 636.000 bpd de 2021, según cifras reportadas a la OPEP.

El país aspira a superar el millón de bpd en los próximos meses, un objetivo que, según los analistas, sólo sería factible si se renueva la licencia estadounidense que expirará en abril. Pdvsa había fijado previamente una meta de producción de 1,17 millones de bpd en 2023.

Venezuela importó 59.595 bpd de condensado y combustible principalmente de Irán y Estados Unidos en 2023 a través de canjes de petróleo por parte de Pdvsa y socios comerciales. El promedio estuvo por debajo de los 78.170 bpd recibidos en 2022, ya que las refinerías de Pdvsa pudieron reiniciar unidades clave para producir combustibles para motores, lo que redujo la necesidad de importaciones el año pasado.

Fuente: Reuters

Web | + posts