¿Por qué los genios creativos como Steve Jobs, Einstein o Zuckerberg visten siempre igual? Esto dice la ciencia

No es una carencia de estilo o gusto por la moda. Existe una explicación psicológica que justifica este peculiar comportamiento

La vida es una consecución de decisiones tomadas día a día. El solo hecho de primero lavarnos la cara o los dientes al despertar es una decisión que en algún momento llegamos a considerar y, posteriormente, la establecimos como hábito. Personas como Barack Obama, Mark Zuckerberg, Albert Einstein y por supuesto Steve Jobs en su momento tomaron decisiones que afectaron tremendamente en la vida de muchas personas.

Algo que caracteriza a personajes de talla mundial como ellos no solo es su increíble capacidad creativa, sino que también su peculiaridad al vestir. Una peculiaridad que, en este caso, no parecía desbordar creatividad, ya que vestían con un atuendo idéntico o muy parecido (y todavía visten quienes siguen vivos).

¿Era personas aburridas o con mal gusto para la moda? La explicación no va por ahí, al contrario, hay una poderosa razón detrás de vestir siempre igual. Se dice que la ociosidad es la madre de todos los vicios, pero lo cierto es que la pereza puede ser un gran motivador para encontrar caminos más sencillos a la hora de resolver problemas.

Aunque no seamos conscientes, son cientos las decisiones que tomamos a lo largo del día. Para absolutamente todo. Incluso cuando caminamos sin pensar en nada, estamos tomando una decisión, que es la de ir moviendo un pie detrás de otro para dar esos pasos. Pues con la elección de qué ropa ponernos cada día nos encontramos otra. Una decisión que nos llevará más o menos tiempo, pero rutinaria en cualquier caso.

Es precisamente ahí donde radica la idea del gasto de energía en la toma de decisiones. Si bien se trata de una elección más o menos sencilla, al final provoca un desgaste de energía que, por pequeño que sea, suma.

Y aquí la ciencia entra a darle la razón a estos genios. Existe un concepto que se entiende científicamente bajo el término de “la fatiga de la decisión”. De acuerdo al portal Xataka, fue el psicólogo social Roy F. Baumeister quien lo acuñó basándose en las teorías del conocido psicoanalista Sigmund Freud.

Baumeister explica que con la toma de decisiones, por más ínfima que parezca, no podemos evitar sentir fatiga mental. El experto demuestra que a efectos biológicos afecta, pese a que no seamos conscientes de ello, dejando claro que al final cuantas más decisiones tomemos, más agotados mentalmente llegaremos al final del día.

Y, claro, los personajes que hemos citado tomaban (o toman) muchas decisiones relevantes a cada momento, por lo que intentar economizar al máximo el esfuerzo mental no es para nada una mala idea.

Uno de los casos más marcados de todo esto es el de Steve Jobs, quien tenía un estilo muy marcado por los jeans y el suéter negro. En muchas de sus presentaciones y entrevistas se le vio usando siempre el mismo atuendo. Él, como tantos otros, prefería evitar perder segundos de su tiempo y su propia energía en pensar qué vestir.

Fuente: elcomercio.pe

Web | + posts