Muere Matthew Perry, Chandler en ‘Friends’, a los 54 años

El actor, conocido por su papel en la comedia de televisión, ha sido hallado muerto en su casa de Los Ángeles

El actor Matthew Perry, conocido en el mundo entero gracias a su papel de Chandler Bing, el sarcástico oficinista y novio de Monica Geller en la comedia de televisión Friends, ha sido hallado muerto este sábado. Así lo ha confirmado en exclusiva el medio TMZ, que afirma que la policía de Los Ángeles (California) lo ha encontrado ahogado en su jacuzzi pasadas las 16.10, hora local. Tenía 54 años. El departamento de policía ha confirmado que está investigando el fallecimiento. Según han filtrado algunos medios como TMZ y Page Six, Perry practicó deporte por la mañana, regresó a su casa —en la zona de Pacific Palisades, cerca de las playas de Malibú— y envió a su asistente a hacer un recado. Fue ella quien lo encontró al regresar un par de horas más tarde y quien avisó a los servicios de emergencias.

Fue convertirse en el divertido, irónico, enamoradizo y en ocasiones irascible Chandler Bing durante los 234 capítulos que se emitieron de Friends entre 1994 y 2004— lo que le dio a Perry la fama global con apenas 24 años, de la mano de sus compañeros Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, David Schwimmer y Matt LeBlanc. Él ya llevaba casi una década en el mundo de la interpretación, pero fue gracias a la serie con lo que alcanzó un nivel de fama que, de hecho, le siguió persiguiendo hasta el fin de sus días. Desde que acabó la ficción, Perry participó en algunos proyectos menores o en capítulos sueltos de The good wife o Cougar Town.

Hijo del actor John Bennett Perry y de Suzanne Marie Langford, quien fue secretaria de prensa del fallecido ex primer ministro de Canadá Pierre Trudeau —padre del actual, Justin Trudeau—, tras la separación de sus padres cuando él tenía apenas meses vivió a caballo entre Montreal, en Canadá, y Los Ángeles, donde finalmente se asentó. Perry empezó a actuar desde los 10 años. Cuando empezó la grabación de la serie consumía alcohol y drogas, como él mismo contó, pero al acabarla, con 34, “ya estaba metido en un montón de problemas”. Pasó por cambios físicos evidentes para los telespectadores y reconoció que sus compañeros siempre le ayudaron. Su vida estuvo llena de claroscuros, como compartió en su biografía Amigos, amantes y aquello tan terrible (Contraluz, noviembre de 2022). “Hubo años en los que estuve sobrio durante esa época. La novena temporada fue el año en que estuve sobrio todo el tiempo”, relataba en ella. Esa fue la primera vez que le nominaron al Emmy. En las últimas temporadas llegó a pesar 58 kilos, y tomaba 55 pastillas de Vicodin, un analgésico derivado de un opiáceo sintético, cada día. “No sabía cómo parar. No podía parar porque la enfermedad y la adicción son progresivas. Así que iba empeorando a medida que me hacía mayor”. Su relación con las sustancias era tal que, como contó en BBC2, hay tres temporadas enteras de la serie que no recuerda. “Entre la tercera y la sexta temporada estuve un poco ido. Fueron años difíciles”, reconoció.

El actor también contaba en sus memorias que pasó en varias ocasiones por programas de rehabilitación. De hecho, narró que se había gastado “nueve millones de dólares o así” en rehabilitarse. En ocasiones todo ello le había hecho sentirse objeto de burla, señalado y estigmatizado. “Mi caso sugiere que todavía existe un enorme estigma en torno a las adicciones, y que todavía nos tenemos que esconder”, contaba en una entrevista con The New York Times. “Soy tímido”, explicaba en otra entrevista con The Hollywood Reporter, “pero estar en una serie que es vista por 30 millones de espectadores hizo que la gente se enterase de mi problema. Por eso es tan importante la existencia de clínicas que te aíslen de todo el ambiente que no te favorece”.

Fuente: elpais.com

Web | + posts