Devastador terremoto causa al menos 2.000 muertos en Afganistán

La población de Afganistán buscó refugiarse en calles anchas, lejos de edificios altos después del primer sismo y ante las réplicas, muchos habitantes fueron cautelosos antes de volver a sus viviendas.

Más de 2.000 personas murieron en el sismo de magnitud 6,3 que sacudió el sábado la región de Herat, en el oeste de Afganistán , informó el domingo el gobierno talibán, mientras los socorristas buscaban supervivientes en las aldeas arrasadas.

El sismo, que sacudió regiones ubicadas a 30 kilómetros al noroeste de la ciudad de Herat, fue seguido de ocho fuertes réplicas.

«Han muerto 2.053 mártires en 13 localidades. 1.240 personas resultaron heridas. 1.320 casas han quedado completamente destruidas», escribió el portavoz del gobierno de los talibanes , Zabihullah Mujahid, en la red social X, antes conocida como Twitter, citando a la agencia de gestión de catástrofes.

El balance de víctimas fatales aumentó bruscamente este domingo, ya que un poco más temprano las autoridades habían dado un balance de más de 1.000 muertos.

En la aldea de Sarboland, ubicado en el distrito de Zinda Jan, una zona cercana al epicentro, un periodista de la AFP constató que decenas de casas quedaron destruidas.

Grupos de hombres buscaban con palas a sobrevivientes entre los escombros de las viviendas, mientras que las mujeres y niños esperaban a la intemperie entre las casas que quedaron arrasadas, con las pertenencias expuestas al viento.

«En cuanto se produjo el primer temblor, todas las casas se derrumbaron», declaró Bashir Ahmad, de 42 años. «Los que estaban dentro de las casas quedaron sepultados. Hay familias de las que no tenemos noticias», añadió.

«Todo se convirtió en arena»

Nek Mohammad estaba trabajando cuando se sintió el primer temblor hacia las 11H00 (06H30 GMT).

«Volvimos a casa y vimos que no quedaba nada. Todo se había convertido en arena», explicó y añadió que encontraron unos 30 cadáveres.

«Por el momento, no tenemos nada. Ni mantas ni nada. Estamos abandonados», añadió este hombre de 32 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el sábado que «se prevé que el número de víctimas aumente a medida que continúan las operaciones de búsqueda y rescate».

En Herat, considerada como la capital cultural de Afganistán, los habitantes y comerciantes salieron en pánico a las calles al sentir la tierra moverse.

Herat, a 120 km al este de la frontera con Irán, es la capital de la provincia homónima, donde viven cerca de 1,9 millones de personas según datos del Banco Mundial de 2019.

Afganistán sufre terremotos con frecuencia, sobre todo en la cordillera del Hindu Kush, cerca de la unión entre las placas tectónicas euroasiática e india.

En junio de 2022, un terremoto de magnitud 5,9, mató a más de 1.000 personas y dejó sin hogar a decenas de miles en la empobrecida provincia de Paktika, en el sureste del país.

Y el pasado mes de marzo, un terremoto de magnitud 6,5 mató a 13 personas en Afganistán y Pakistán, cerca de la ciudad de Jurm, en el noreste del país.

Afganistán se encuentra ya sumido en una grave crisis humanitaria, tras la vuelta al poder de los talibanes en 2021 y la consiguiente retirada de la ayuda internacional.

Fuente: bluradio.com

Web | + posts