El éxito de Los Beatles contribuyó al desarrollo de la Tomografía Computarizada

¿Sabías que la famosa Tomografía Axial Computarizada, o TAC, le debe su existencia, en parte, al éxito de los Beatles? Te contamos todo sobre esta curiosa anécdota científico-musical.

¿Te puedes creer que TAC apareció, en parte, gracias al éxito de The Beatles? Y sí, hablamos de la Tomografía Axial Computarizada, esa tecnología que permite obtener imágenes del interior de tu cuerpo con todo lujo de detalles. Se trató de un procedimiento de lo más innovador en su momento pues, hasta entonces, era la radiografía el único método para visualizar el interior del cuerpo, pero solo mostraba las sombras frontales de cada órgano del cuerpo, provocando que se tapasen entre si y la imagen se enturbiase.

Con la llegada del TAC, esas fotografías planas, grises, granuladas y difíciles de estudiar, pudieron ser sustituidas por imágenes tridimensionales y detalladas que facilitaban el hallazgo de alteraciones en los órganos o tumores. Te contamos cuál es la relación entre esta tecnología tan fundamental hoy en día y el éxito de los Beatles.

EL LARGO Y SINUOSO CAMINO

Uno de los grandes protagonistas de esta historia es la discográfica que editaba la música de la banda de Liverpool alrededor de los años 60: la compañía EMI. Sin embargo, debemos volver algo atrás en el tiempo, hasta comienzos de los años 50, cuando EMI era una compañía de investigación industrial cuyas siglas hacían referencia a “Electrical and Musical Industries”. En aquel momento, el director de la compañía, Sir Joseph Lockwood, preocupado por las pérdidas económicas, había encargado como investigador principal de la parte más “tecnológica” de la empresa a Godfrey Hounsfield, sin embargo, por más que este se esforzaba en sacar a flote los diferentes proyectos, los ingresos no acababan de despegar.

Fue así que en el año 1962, el doble negocio de EMI comenzó a ir en decadencia y los ingresos no alcanzaban para llevar a cabo las acciones de investigación, por lo que la discográfica vendió su negocio de computación. Sin embargo, la mala suerte de la empresa no duraría mucho. Y es que justo ese mismo año, EMI, centrada ahora en el ámbito musical, firmaba un contrato de colaboración con cuatro jóvenes de Liverpool a los que editaría las pistas musicales: The Beatles. A partir de entonces, el futuro de la compañía cambió de manera radical.

De hecho, tan solo un año más tarde de la firma del contrato, en 1963, la banda publicaba el famoso álbum Please Please me bajo el sello de la discográfica EMI. Desde un primer momento, las canciones del disco se convirtieron en todo un éxito y, como en un abrir y cerrar de ojos, las ganancias de la compañía comenzaron a ascender de nuevo de forma exponencial.

HELP!

La mejora económica de la compañía fue algo que no pasó desapercibido para Godfrey Hounsfield, quien seguía en las antiguas instalaciones de EMI, en Inglaterra, buscando que alguien financiara sus investigaciones. La compañía decidió entonces sucumbir a su petición y le otorgó el dinero para poner en marcha el proyecto que tenía en mente: realizar imágenes computarizadas del cuerpo humano.

En primer lugar, Godfrey, con la ayuda del científico Allan Cormack, comenzó a combinar diferentes fotografías del cuerpo humano tomadas en ángulos diferentes, para poder elaborar una tomografía y obtener una imagen tridimensional. Tras ello, se propuso tomar una imagen del cerebro, algo casi inimaginable de hacer con la radiografía tradicional, pero que supuso un completo éxito para el científico: la imagen fue nítida y solo requirió de 5 minutos.

CT examination in the process. Detail of MRI scanner

De esta forma, conjuntamente a la compañía que lo había financiado, se lanzó al mercado en 1972 el primer escáner de Tomografía Axial Computarizada. En el año 1979, Hounsfield y Cormack fueron galardonados por el Premio Nobel de Medicina por su innovadora invención. EMI siguió financiando durante varios años la investigación especializada en tomografía e incluso ofreció ayudas para que se incorporase a los hospitales y a los centros médicos. Sin embargo, alrededor de los años 90, la discográfica cesó todos sus proyectos tecnológicos para dedicarse únicamente a la música y las composiciones.

OB-LA-DI, OB-LA-DA

Desde su invención, el TAC se ha convertido en una técnica básica en multitud de procedimientos médicos, como el diagnóstico de enfermedades, la planificación de cirugías, la evaluación de lesiones traumáticas o el seguimiento de enfermedades. Esto es posible mediante la toma de diferentes imágenes de secciones transversales del cuerpo desde diferentes ángulos. Combinando esas fotografías usando un ordenador es posible crear una representación tridimensional de las estructuras del cuerpo, desde órganos y huesos, hasta vasos sanguíneos.

Actualmente, los avances tecnológicos han permitido obtener imágenes en tan solo 1 segundo, y no solo de un corte transversal, sino que una imagen 3D de todo el cuerpo al completo. Así, los TAC de última generación consiguen crear imágenes completas de alta calidad utilizando para ello la unión de hasta 128 cortes transversales y reconstruir un total de hasta 50 imágenes por segundo. Un verdadero ejemplo de avance científico que, quién se lo habría imaginado, quizás tenga algo que agradecer al éxito de The Beatles.

Fuente: nationalgeographic.com.es

Web | + posts