Venezuela celebra el nacimiento del Padre de la Patria, Simón Bolívar

Este 24 de julio Venezuela celebra el natalicio del Libertador Simón Bolívar, líder indiscutible de la lucha independentista de América Latina y fundador de la Gran Colombia.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Ponte y Palacios Blanco nació en Caracas el 24 de julio de 1783, en el seno de una familia aristócrata. Sus padres fueron Don Juan Vicente Bolívar y María de la Concepción Palacios, quienes tuvieron cuatro hijos más: María Antonia, Juana, Juan Vicente y María del Carmen, esta última murió al nacer.

El pequeño Simón quedó huérfano a los 9 años de edad, por lo que pasó al cuidado de su abuelo materno y posteriormente de su tío Carlos Palacios, quienes velaron por su educación, junto a la negra Hipólita, esclava que desde el nacimiento de Bolívar tuvo un rol fundamental en su crianza.

Recibió clases por parte del maestro Simón Rodríguez, joven intelectual influido por los pensadores de la ilustración, quien le enseñó los valores liberales.

En enero de 1797 ingresa en calidad de cadete en un batallón de milicias de Blancos de los Valles de Aragua, del cual había sido coronel años atrás su propio padre y, en 1799 viaja a España, para proseguir con su educación. Allí contrae nupcias con María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza en 1802, pero la joven fallece de fiebre amarilla al año siguiente, después de volver a Venezuela.

En 1804 regresa a Europa, específicamente viaja con su tutor, Simón Rodríguez, a Madrid, París y Roma. En la capital francesa se dedicó a la lectura y a profundizar sus conocimientos e ideales políticos.

Un año más tarde, en Roma, realiza su famoso juramento sobre el Monte Sacro, donde promete no dar descanso a su brazo ni reposo a su alma hasta que haya logrado libertar a América del yugo español.

A mediados de 1807 vuelve a su país natal, donde sostiene reuniones con sus amigos para establecer planes en pro de la Independencia de Venezuela.

Ocurren entonces los hechos del 19 de abril de 1810, acontecimiento que marcó el inicio del proceso de emancipación en la nación suramericana, cuando el español Vicente Emparan fue destituido por el Cabildo de Caracas, dando paso a la formación de la Junta Suprema de Caracas, primera forma de gobierno autónomo en el país.

Con el título de coronel de infantería, Bolívar viajó a Londres, en compañía de Andrés Bello y Luis López Méndez, en busca de apoyos para el nuevo gobierno, pero recibieron una respuesta muy neutral. Sin embargo, aprovechó el viaje para entrevistarse con el Generalísimo Francisco de Miranda, visionario de la independencia de América, quien ya había ideado, entre otras cosas, un proyecto para la construcción de una gran nación llamada Colombia. El joven se empapó de las ideas del gran precursor y las reformuló a lo largo de una campaña que duraría veinte años.

En 1813, tras la culminación de la Campaña Admirable y el inicio de la II República le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela, distinción que le fue ratificada en Caracas ese mismo año.

Bolívar protagonizó importantes luchas militares que ayudaron a derrotar la dominación del imperio español en el continente, entre las que destacan: la Batalla de Carabobo, del 24 de junio de 1821; la Batalla de Boyacá, que dio la independencia a Colombia, el 7 de agosto de 1819; la Batalla de Pichincha el 24 de mayo de 1822, con la cual liberó Ecuador; la Batalla de Junín, el 6 de agosto de 1824, donde hizo lo propio por Perú; y la Batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824 que permitió la creación de Bolivia.

Ante las rivalidades entre los caudillos que empezaban a gobernar a Venezuela y los demás territorios de la Gran Colombia y que hicieron que se desvaneciera la idea de unión latinoamericana, el Libertador presentó su renuncia ante el Congreso y se trasladó a Colombia, donde falleció el 17 de diciembre de 1830 en Santa Marta, a sus 47 años de edad.

Sus restos mortales fueron repatriados a Caracas el 16 de diciembre de 1842 y fueron sepultados en la cripta de la Santísima Trinidad de la Catedral de Caracas, santuario que guarda las cenizas de sus padres, de su esposa María Teresa Rodríguez del Toro y de sus dos hermanas. Allí permanecieron hasta el 28 de octubre de 1876 cuando Antonio Guzmán Blanco ordenó su traslado al Panteón Nacional.

Gracias a sus valientes acciones y pensamientos, Bolívar es considerado una figura de la historia universal, que dejó un legado invaluable en los países latinoamericanos. No en vano, ha recibido honores en varias naciones del mundo a través de estatuas, monumentos, parques y plazas que llevan su nombre.

Fuente: mincultura.gob.ve

Web | + posts