Israel y Hamás luchan por segundo día después del ataque sorpresa del grupo militar

Los combates entre el Ejército de Israel y Hamás entraron en su segundo día, cuando ya se cuentan más de 1.100 víctimas mortales, entre bajas israelíes y palestinas. EEUU anunció que enviará más ayuda y asistencia a Israel ante lo que calificó como «un ataque terrorista».
El ejército israelí informó que continúa luchando el domingo para expulsar a los combatientes de Hamás que permanecían en el país, un día después del ataque sorpresa del grupo armado contra Israel.

«Cientos de terroristas» han sido asesinados y capturados, dijo el domingo un oficial militar israelí, tras el ataque sorpresa del grupo militante palestino con sede en la Franja de Gaza.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) informaron de combates en varios lugares del sur, cerca de la Franja de Gaza, desde donde Hamás lanzó su ataque el sábado. Los lugares incluyeron la ciudad de Sederot.

El teniente coronel Jonathan Conricus, portavoz de las FDI, dijo a CNN que es posible que hasta 1.000 combatientes de Hamas hayan entrado a Israel el sábado.

Estos combates llegan después de años en los que los palestinos de Gaza a menudo trabajaban en Israel y se movían libremente en el país. Entre sus argumentos para justificar los ataques, Gaza ha dicho que ha sido recientemente bloqueada tanto por Israel como por Egipto, lo que habría dejado encerrados a más de 2 millones de personas en un territorio del tamaño de la capital estadounidense Washington.

El invisible líder del ala militar de Hamás, Mohammed Deif, dijo que el ataque fue en respuesta al bloqueo a Gaza, las incursiones israelíes dentro de ciudades de Cisjordania durante el año pasado, la violencia en la Mezquita de Al Aqsa, el disputado lugar sagrado de los palestinos en Jerusalén: el Monte del Templo. También mencionó los crecientes ataques de los colonos contra los palestinos y el crecimiento de los asentamientos.

«Ya es suficiente», dijo Deif, que no aparece en público, en un mensaje grabado, según AP, agregando que el ataque de la mañana del sábado fue sólo el comienzo de lo que llamó «Operación Tormenta Al-Aqsa» e instó a los palestinos, desde Jerusalén oriental hasta el norte de Israel, para unirse a la lucha. «Hoy el pueblo está recuperando su revolución».

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, informó que Washington anunciará una nueva partida de ayuda y asistencia para Israel, ante lo que calificó de un «ataque terrorista por parte de una organización terrorista».

Blinken añadió que parte de la motivación del ataque de Hamás podría haber sido perturbar una posible normalización de las relaciones entre Israel y Arabia Saudita.

EEUU también ha tomado nota de los informes de varios estadounidenses asesinados en Israel, para lo que trabajan tratando de verificar los detalles y las cifras, dijo Blinken en una entrevista con CNN.

Estados Unidos situará múltiples barcos y aviones militares más cerca de Israel como muestra de apoyo, confirmó el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, quien detalló que Washington proveerá municiones a Israel en un envío de asistencia adicional que comenzará este mismo domingo.

En una llamada telefónica, el presidente estadounidense Joe Biden aseguró al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu que las fuerzas de defensa de ese país recibirían más ayuda más en los próximos días, según informó la Casa Blanca.

Mientras tanto, Israel está buscando ayuda de Egipto para obtener información sobre la seguridad y la ubicación de los ciudadanos israelíes secuestrados, según un informe del Wall Street Journal.

Tanto Hamás como el ejército israelí han dicho que Hamás tomó cautivos a soldados y civiles israelíes el sábado, pero se desconoce el número exacto.

Varios medios israelíes dijeron que unas 600 personas habían muerto en la amplia incursión del grupo militante, que tomó por sorpresa al mando israelí y demostró un gran fallo de inteligencia. Más tarde, el saldo mortal se elevó a 700.

Israel lanzó más ataques aéreos de represalia en la Franja de Gaza el domingo. Las FDI dijeron que un cuartel general de inteligencia de Hamás, una planta de producción de armas y dos bancos se encuentran entre los objetivos que sus fuerzas han alcanzado hasta ahora.

Hamás también continuó sus ataques durante la noche, disparando cohetes durante la noche contra varias ciudades, incluida Tel Aviv.

Según cifras oficiales, más de 1.000 han resultado heridos en ataques con cohetes perpetrados por Hamás y por combatientes que se infiltraron en Israel desde Gaza por tierra, mar y aire.

El Ministerio de Salud palestino por su parte informó que al menos 413 palestinos han muerto, entre ellos 78 niños y 41 mujeres, y casi 2.300 han resultado heridos por los ataques aéreos israelíes en Gaza desde el sábado.

A diferencia de algunas rondas de ataques anteriores, el ejército de Israel no advirtió con antelación sobre ataques a edificios residenciales.

Israel muestra liberación de palestinos, Hamás confirma que tiene a más de 30 israelíes

Un video distribuido por la policía israelí mostró un tiroteo entre las fuerzas militares de Israel y el grupo Hamás, junto a imágenes descritas por la misma fuente como una muestra de la liberación de rehenes palestinos, entre ellos niños.

El jefe de la Yihad Islámica, Ziad al-Nakhala, declaró el domingo que su facción mantenía cautivos a más de 30 de los israelíes secuestrados en la Franja de Gaza desde el sábado. Los cautivos no serán repatriados «hasta que todos nuestros prisioneros sean liberados», añadió Al-Nakhala, en referencia a los miles de palestinos que se encuentran en cárceles israelíes.

Mientras tanto, el ejército israelí intercambió disparos el domingo con militantes de Hezbolá en la frontera libanesa, abriendo la posibilidad de un conflicto más amplio. El Líbano e Israel son considerados estados enemigos, pero se ha mantenido una tregua entre ellos en 2006, en su mayor parte con pequeños ataques ocasionales con cohetes desde el Líbano que Israel había respondido con ataques de represalia.

El primer ministro Benjamín Netanyahu dijo que la ofensiva de Israel continuará «sin reservas y sin tregua».

Hamás también continuó sus ataques durante la noche, disparando cohetes durante contra varias ciudades, incluida Tel Aviv, la segunda ciudad en importancia y núcleo económico israelí.

Gran parte de Gaza ha quedado sumida en la oscuridad desde los ataques. Israel mantiene un bloqueo alrededor del territorio y Netanyahu anunció que Israel cortará la electricidad, el combustible y otros bienes que suministra a Gaza.

El ataque coordinado del sábado por parte de Hamás fue una completa sorpresa para la inteligencia israelí.

Israel «no tenía ni idea de lo que estaba pasando», dijo a CNN Efraim Halevy, exjefe del Mossad, el servicio de inteligencia de Israel. «No recibimos ningún aviso de ningún tipo y fue una sorpresa total que la guerra estallara esta mañana». Explicó que el ataque era la primera vez que los palestinos habían podido «penetrar» tan profundamente en Israel.

Los militantes lanzaron más de 3.000 misiles en menos de 24 horas, según Halevy. «Esto está más allá de la imaginación desde nuestro punto de vista», dijo Halevy a CNN. «No sabíamos que tenían esta cantidad de misiles y ciertamente no esperábamos que fueran tan efectivos como lo son hoy… Como operación, lamentablemente fue un gran éxito».

Netanyahu prometió vengar lo que calificó como un «día negro» para Israel, afirmando que el ejército contraatacará a Hamás en Gaza con toda su fuerza.

«Las [Fuerzas de Defensa de Israel] están a punto de utilizar toda su fuerza para destruir las capacidades de Hamás», dijo Netanyahu en una breve declaración televisada. «Los golpearemos hasta el final y vengaremos con la fuerza este día negro que trajeron contra Israel y su pueblo».

El presidente estadounidense, Joe Biden, expresó un apoyo «sólido e inquebrantable» al aliado de Estados Unidos y advirtió «contra cualquier otra parte hostil a Israel que busque ventajas en esta situación».

Hamás e Israel han librado cuatro guerras desde que Hamás tomó el control de Gaza en 2007.

El Consejo de Seguridad de la ONU convocó una reunión de emergencia para el domingo para discutir la violencia más reciente.

Al caer la noche del sábado, el ejército israelí dijo que sus fuerzas estaban enfrascadas en tiroteos reales en muchos lugares.

«Todavía hay 22 lugares donde nos estamos enfrentando a terroristas que entraron en Israel, desde el mar, desde la tierra y desde el aire», dijo el portavoz del ejército Richard Hecht sobre lo que denominó una «robusta invasión terrestre».

El ataque coordinado comenzó alrededor de las 6:30 a.m. hora local con miles de cohetes apuntando hasta Tel Aviv y Jerusalén, algunos de los cuales pasaron el sistema de defensa de la Cúpula de Hierro de Israel y alcanzaron edificios.

Los combatientes de Hamás, utilizando vehículos terrestres, parapentes motorizados y embarcaciones, traspasaron la barrera de seguridad de Gaza y atacaron ciudades y puestos militares israelíes cercanos, abriendo fuego contra residentes y transeúntes.

Fuente: vozdeamerica.com

Web | + posts