US Open 2023. Análisis de las semifinales masculinas: Alcaraz y Djokovic, a un paso de la final soñada

Desvelamos los detalles que marcarán la lucha por disputar la final del US Open 2023, con Alcaraz y Djokovic amenazados por Medvedev y Shelton, respectivamente.

La magia de las semifinales llega al US Open 2023 con dos duelos que prometen emociones fuertes y pueden dar lugar a la anhelada final por todo el mundo del tenis. Novak Djokovic intentará frenar el afán revolucionario de un Ben Shelton repleto de confianza, mientras que Carlos Alcaraz necesitará de su mejor tenis para imponerse a Daniil Medvedev.

Tres vigentes campeones del torneo y un joven osado con potencial ilusionante. Los tres mejores del mundo siendo desafiados por un tenista local que rasga el viento con sus servicios. Son muchas las maneras de interpretar lo que se avecina en el US Open 2023 con unas semifinales que se presenta apoteósicas y en las que el espectáculo está garantizado. Muchos soñaban con ver una final entre Carlos Alcaraz y Novak Djokovic al inicio del torneo y ya solo quedan dos pasos para que se produzca, pero ninguno de ellos será sencillo. Ben Shelton quiere dar la gran campanada del evento y confirmar su impresionante eclosión venciendo al serbio, mientras que Daniil Medvedev buscará la manera de encontrar rendijas en el juego pétreo y firme del español.

Análisis de las semifinales masculinas del US Open 2023

Novak Djokovic vs Ben Shelton, la experiencia de una leyenda ante el vigor de un proyecto de campeón

Pocas cosas hay más ilusionantes en el mundo del tenis que ver un duelo generacional y de estilos tan marcado como el que protagonizarán el serbio y el estadounidense. Si bien es cierto que Novak Djokovic ha tenido un camino plácido hasta llegar aquí, a excepción de su lapsus ante Djere, y mostró muy buenas sensaciones para dar respuesta a todos los desafíos, convendría no dar nada por sentado porque en el deporte todo puede ocurrir. La determinación que muestra el jugador balcánico por agrandar su leyenda es solo comparable a los infinitos recursos técnicos, tácticos e inteligencia competitiva que atesora, y que hacen parecer que sea difícil pensar que alguien pueda sorprenderle en un partido a cinco mangas.

Respecto a lo que está haciendo Ben Shelton, solo puede definirse como un claro sobresaliente y la prueba fehaciente de que estamos ante un jugador con madera de campeón. El desparpajo que está mostrando en el torneo neoyorquino es digno de alguien que no le teme a nada y que confía plenamente en sus posibilidades. Su saque está asombrando al mundo y creando pavor entre sus rivales, tanto por la potencia como por la colocación. Ha disputado cuatro sets en todos los partidos, a excepción del de segunda ronda con Thiem, donde el austriaco se retiró a inicios del segundo. Parece crecerse en los grandes escenarios y sabe que no hay mejor escaparate que verse las caras con Novak en un partido como éste.

Un día muy caluroso podría ser un buen aliado de Shelton para pensar en el milagro, arrancando el partido sobre las 15:00 hora local, por lo que la pista puede estar muy rápida si hay sol y las pelotas coger efectos endemoniados y botar más de lo normal. Ese escenario potenciaría la condición de zurdo y los tiros liftados y potentes del joven Ben, que requerirá ser muy agresivo, jugar con un alto porcentaje de primer servicio y confiar en que Novak no se encuentre pletórico si quiere tener alguna opción. Dar poco ritmo al serbio y no enfrascarse en peloteos largos debería ser la máxima con la que el joven estadounidense afrontara un partido que dependerá de la solidez y experiencia del serbio, necesitado de toda su atención al resto.

Carlos Alcaraz vs Daniil Medvedev, duelo de estilos con interrogantes por responder

Son muchos los que banalizan la potencia de este choque debido a la facilidad con que el español se ha impuesto a Daniil en los últimos duelos, pero en Nueva York todo puede ser diferente y el espectáculo está garantizado. Carlos Alcaraz llega pletórico de confianza después de un camino apaciblbe en Flushing Meadows, con rivales que le han dejado jugar y frente a los que no solo ha ganado, sino que también ha disfrutado. El tropiezo anecdótico ante Evans en el único borrón que impide al murciano llegar de forma impecable a unas semifinale en las que necesitará de su mejor versión si quiere seguir optando a la defensa del título vigente y a disputar esa final con la que todo el mundo sueño desde lo visto en Cincinnati.

Por su parte, Daniil Medvedev es un lobo con piel de cordero, un competidor voraz que está encontrando soluciones a todo tipo de imprevistos y que se encuentra en su hábitat natural en estas pistas. Ha sufrido lo indecible el calor y la humedad, tuvo desconexiones difícilmente comprensibles durante la mayoría de encuentros y volvió a mantener algún rifirrafe con el público, pero todo ello no hace más que incrementar su peligrosidad. Sabe lo que es ser campeón en Flushing Meadows y a buen seguro, una personalidad reflexiva, analítica e inteligente como la suya, desgranará al detalle qué aspectos debe modificar si pretende hacer daño a un Carlitos que parece tenerle tomada la medida si las cosas no cambian mucho.

Uno de los aspectos a corregir por parte del ruso si quiere tener opciones sería restar mucho más dentro de pista y verse obligado a asumir más riesgos. Carlitos se encuentra cómodo con su rival recluido varios metros detrás de la línea de fondo, aprovechando su amplia amalgama de recursos técnicos para poder subir a la red, hacer dejadas precisas o ponerse de drive para dominar. No puede jugar pasivo Danii, teniendo que asumir que el ritmo de bola que tiene el español es superior a lo que impera en el circuito y no le deja jugar con la solidez que a él le gusta y manteniéndose a la expectativa. Se han medido en tres ocasiones, pero la primera fue en Wimbledon 2021, con el murciano aún muy verde.

Fuente: puntodebreak.com

Web | + posts