Woody Allen: Seguiré haciendo cine mientras alguien quiera financiar las películas

El director de cine neoyorquino Woody Allen, que este lunes presentó su último filme, «Golpe de suerte», en coincidencia con el primero de los dos conciertos que ofrecerá en Barcelona (noreste) con su banda de jazz, afirma que continuará haciendo cine «mientras alguien quiera financiar las películas».

En una entrevista con EFE, lejos de pensar en la retirada, el veterano cineasta, de 87 años, asegura: «Tengo algunas ideas para nuevas películas y si alguien las financia entonces estoy seguro de que estaré tentado de hacerlas, pero alguien tiene que pagar para hacerlas, para proyectarlas en pantalla y eso no es fácil, pero si es así, seguro que aceptaré, porque tengo algunas muy buenas ideas».

Sin llegar a precisar si alguna de esas ideas podrían pasar por España, el director de «Manhattan», «Annie Hall» o «Match Point» confiesa: «Me encantaría volver a filmar en Barcelona y volver a trabajar en España, donde ya lo he hecho en San Sebastián y me ha encantado, es maravilloso, el entorno es fantástico».

Ya en el pasado festival de Venecia adelantó que tenía «una idea muy buena para volver a rodar en Nueva York, y si alguien se ofrece a financiarme sin hacer demasiadas preguntas, si algún loco me pone el dinero sobre la mesa, la haría», dijo con ironía y dejando claro que si no rueda en EE.UU. es por no encontrar productores allí.

«Golpe de suerte» se planteó inicialmente como «una película sobre dos americanos que vivían en París», pero cuando empezó a desarrollar la historia la cosa se complicó porque necesitaba más personajes y fue entonces cuando pensó rodar todo en francés con actores franceses.

El hecho de que el rodaje fuera en francés no le hizo perder el control sobre el resultado final, porque «cuando un artista actúa bien, lo sabes y cuando lo hace mal, también. Las emociones se ven, eso no ha sido difícil» y además no oculta que rodar en la capital francesa fue un gustazo, «una ciudad en la que me gusta trabajar, estoy acostumbrado, conozco su vibración».

Preguntado por los paralelismos entre «Golpe de suerte» y «Misterioso asesinato en Manhattan», Allen admite que en ambas hay muchos de los temas de su filmografía, esas conversaciones alrededor de la mesa, la banda sonora jazzística, la infidelidad, la muerte, el asesinato.

«Ambas películas son similares, suceden en dos ciudades grandes, hay una historia de asesinato en las dos, pero la diferencia es que en la francesa no se trata del asesinato estrictamente, sino de la suerte, y el asesinato es una manera de explicar la historia, mientras que en la neoyorquina toda la película gira alrededor del asesinato», precisa el director.

También se diferencia de la mayor parte de su obra en el hecho de que «no hay comedia, es una película seria», a lo que añade: «He hecho cincuenta películas y probablemente cuarenta de ellas han sido comedias, pero de vez en cuando me gusta hacer una película seria».

Jugando con el título de esta película, Allen ve «un golpe de suerte» que haya coincidido hoy en Barcelona la presentación de la película y su participación en el concierto que inaugura el Festival de Jazz de la ciudad.

«Quería tocar jazz con mi banda y no sabía cuándo se iba a presentar la película, solo que se estrenaba en París, pero no sabía que se iba a presentar en Barcelona, así que ha sido una agradable coincidencia», concluye el cineasta.

Fuente: EFE

Web | + posts