Crean un material flexible más delgado que el papel capaz de convertir la luz en electricidad

Esta nueva placa representa un avance significativo en el campo de la energía solar

La ciencia avanza, y el ser humano continúa desarrollando nuevos materiales para generar energía solar fotovoltaica. Ahora, científicos chinos han logrado crear un nuevo material que se establece como un nuevo e importante avance tecnológico.

Se trata de placas solares de silicio cristalino, ultrafinos y flexibles, más delgados que una hoja de papel, capaces de convertir la luz en electricidad.

La investigación fue liderada por científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Jiangsu (JUST), China, en colaboración con la Universidad Curtin de Australia y la empresa china LONGi Green Energy Technology.

De acuerdo con los investigadores, estos nuevos paneles destacan por su notable eficiencia energética y su increíble versatilidad. Con un grosor de tan solo 60 micrómetros, son lo suficientemente flexibles como para doblarse y formar un rollo, lo que amplía enormemente sus aplicaciones.

El nuevo material que reemplazará a los paneles solares actuales

¿Cómo han logrado esta hazaña? Cabe señalar que su estructura tipo “sándwich”, donde el sustrato representa la mayor parte del grosor de la celda, es una de las claves de su exitoso funcionamiento.

Esta capa, a pesar de su delgadez, es capaz de convertir la luz solar en electricidad con una eficiencia comparable a las placas solares tradicionales, por lo que las posibilidades de este material son infinitas.

Esto significa que las celdas pueden generar una cantidad significativa de electricidad a partir de la luz solar, lo que las convierte en una opción viable y sostenible para la generación de energía.

Cabe destacar que la nueva tecnología resuelve dos importantes desafíos tecnológicos. Por un lado, supera la limitación de grosor de las placas solares actuales, que dificultaba su uso en aplicaciones que requieren flexibilidad, como en tejados curvos o en la industria aeroespacial.

Por otro lado, logra mantener una alta eficiencia en la conversión de energía, un aspecto crucial para su viabilidad y rendimiento. De esta manera, este material podría ser útil en coches eléctricos, cargadores, incluso ropa: cualquier superficie podría convertirse en un generador de energía.

Con su capacidad para adaptarse a una variedad de situaciones y su alta eficiencia energética, estas nuevas placas solares podrían convertirse en una piedra angular del futuro energético.

Fuente: computerhoy.com

Web | + posts