Una expedición busca demostrar que el Amazonas es el río más largo del mundo

Las guerras, revoluciones y otros movimientos políticos y económicos han cambiado significativamente la geografía en los últimos 30 años.

Pero como si el hecho de que países enteros desaparecieran de los mapas y otros hayan resurgido o nacido no fuera suficiente, una expedición amenaza ahora con volver obsoletos los libros de los escolares del mundo entero, pues intenta probar que el Amazonas es el río más largo del planeta.

En abril de 2024 un grupo liderado por el documentalista y explorador brasileño Yuri Sanada irá a los confines más remotos de Los Andes peruanos con el propósito de mapear y medir todo el curso del río y así probar que es éste, y no el Nilo, como sostienen la mayoría de los textos, el más largo del globo.

De acuerdo con la enciclopedia Británica, el Servicio Geológico de Estados Unidos y el libro de récords mundiales Guiness, el Nilo tiene una longitud de 6.650 kilómetros, mientras que el Amazonas le pisa los talones con 6.400.

Sin embargo, una serie de investigaciones y estudios realizados en los últimos tres lustros por instituciones brasileñas como el Instituto de Geografía y Estadística y también por algunos exploradores estadounidenses, vienen poniendo en duda estos datos.

Una tarea que pocos han aceptado

“Vamos a probar que el Amazonas nace en el río Mantaro en Perú”, declaró a BBC Mundo Sanada, cabeza de la expedición bautizada como «Amazonas, del hielo al mar».

Tradicionalmente los ríos Apurímac y Marañón, también en Perú, han sido considerados los afluentes más lejanos del Amazonas. Sin embargo, una investigación publicada en 2014 por el explorador estadounidense James Contos corroboró que el Mantaro también era un tributario.

Ubicado en el centro del país andino y a unos de 4.000 metros sobre el nivel del mar, el Mantaro podría sumar al coloso suramericano decenas de kilómetros más de longitud, hasta llegar a los 6.800 kilómetros, con lo cual que arrebataría a su rival africano el primer lugar en el ranking.

“Aunque ya está probado que el Mantaro está conectado con el Amazonas hasta ahora nadie ha realizado una medición completa en el terreno desde Los Andes hasta el océano de este río”, aseveró Sanada, quien ha estado en numerosas partes del Amazonas, pero nunca lo ha recorrido íntegramente.

“La cima del monte Everest la han alcanzado alrededor de 4.500 personas y 1.500 han cruzado a remo el Atlántico, pero solo unas diez personas han hecho el trayecto desde el nacimiento del río hasta su desembocadura”, agregó para justificar la expedición, la cual estima que durará unos seis meses.

Muchos de los últimos estudios sobre la longitud del Amazonas se han sustentado en imágenes satelitales y en recorridos parciales de su curso.

El problema de hallar el punto 0

Sanada explicó que la misión se iniciará en las montañas peruanas, donde un grupo encabezado por él recorrerá el Mantaro en canoas, mientras que otro recorrerá el Apurímac a caballo. Ambos equipos se encontrarán después en el también peruano río Ene y de allí continuarán en barco hasta el Amazonas.

Expertos consultados por BBC Mundo admitieron que en los últimos años han surgido dudas más que razonables sobre cuál es el curso de agua más extenso del planeta.

“La polémica sobre cuál es el primer afluente del Amazonas en los Andes peruanos y cuál es el primero del Nilo en África está allí desde hace tiempo y creo que ese debate siempre va a estar”, afirmó Antonio De Lisio, geógrafo de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y profesor del Centro de Estudios del Desarrollo de esa institución académica.

Por su parte, el geógrafo británico Jeremy Anbleyth-Evans aseveró que “el consenso internacional entre los expertos y la literatura científica es que el Nilo es el más largo, aunque ciertamente hay dudas y un debate al respecto”.

“El problema está en ubicar la naciente”, explicó De Lisio.

El criterio para definir el origen de un río no es uniforme.

“La principal discusión sobre cuál de los dos ríos es más largo se basa en el debate sobre si el curso de un río debería medirse a lo largo de los afluentes más caudalosos o de los que son efectivamente más largos», explicó David Haro Monteagudo, profesor Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos de la Universidad escocesa de Aberdeen.

«Hay cierta discusión sobre si los afluentes con presas son válidos o no, aunque creo que no tiene mucho sentido puesto que el Nilo tiene la presa de Asuán justo en el medio”, agregó el profesor.

De Lisio, por su parte, aseguró de que el hecho de que un afluente no aporte agua permanentemente no impide que se le considere como uno de sus nacientes.

“El hecho de que un río sea estacional no implica que no sea afluente”, agregó.

Sin embargo, Haro agregó el origen no es el único asunto que genera controversia.

“En el caso del Amazonas, por ejemplo, tiene una desembocadura tan ancha y llena de islas, que también es difícil determinar dónde termina antes de convertirse en océano Atlántico”, apuntó.

Más allá de probar una teoría

Pero la expedición no solo buscará medir al Amazonas, con el propósito de determinar su longitud real, sino que también perseguirá otros objetivos.

“Esta disputa entre el Nilo y el Amazonas es interesante, pero lo más importante es el legado que vamos a dejar para la población del Amazonas, no sólo de Brasil, sino de Colombia y Perú”, dijo Sanada.

“Vamos a documentar con cámaras profesionales la biodiversidad de la zona y los daños que viene sufriendo por causa del hombre, por culpa de los mineros ilegales, de los narcotraficantes y del crimen organizado que allí se han instalado (…) La idea es hacer un documental IMAX”, aseveró Sanada.

Una misión que el explorador admitió es arriesgada y, por ello, están en conversaciones con líderes indígenas para que les garanticen protección durante su recorrido.

“A mí no me preocupan las serpientes o los jaguares, sino los seres humanos que están allí”, apuntó.

Las organzaciones criminales han convertido a la Amazonía en una zona mucho más peligrosa de lo que ya era naturalmente. Entre 2016 y 2021, 58 líderes y pobladores indígenas fueron asesinados en la región selvática que comparten Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, reveló una investigación realizada por 11 organizaciones ambientalistas.

En lo que va de 2023 cuatro defensores de los pueblos indígenas han sido asesinados sólo en Brasil, de acuerdo con un reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Asimismo, no se puede olvidar que el año pasado el mundo se conmocionó con la noticia de los asesinatos del trabajador de la Fundación Nacional de los Pueblos Indígenas (Funai), Bruno Pereira y del periodista británico Dom Phillips, quienes realizaban documental sobre las amenazas que las comunidades amazónicas brasileñas sufren por parte de ganaderos y organizaciones criminales.

Un tercer objetivo de la expedición será probar unos barcos eléctricos totalmente desarrollados en Brasil y los cuales además de tener un costo mucho menor que los fabricados en Alemania, también son más resistentes y fáciles de reparar que los chinos.

“Un motor eléctrico cuesta unos US$ 5.000, pero nuestro motor va a costar 500”, aseveró el explorador brasileño.

Durante la expedición se emplearán tres prototipos cuya construcción está culminando el Facultad de Tecnología de Sao Paulo.

Una polémica que está lejos de resolverse

Aunque en Brasil se da por probado que el Amazonas es el río más largo, e incluso así se le enseña a los niños en las escuelas, si la expedición lo corrobora esto no pondrá fin al debate internacionalmente. Así lo aseguraron los expertos consultados por BBC Mundo.

“No creo que baste con medir el Amazonas, también habría que medir el Nilo, porque los egipcios seguramente insistirán en que su río es más largo y dirán que su nacimiento está más allá de lo que hoy conocemos”, afirmó De Lisio.

Esta opinión es compartida por Jesús Rocamora Esquiva, integrante de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Ingeniería Geomática y Topografía de España.

“En el caso del Nilo también hay espacio para la duda (sobre su origen), puesto que algunos expertos afirman por tanto que la red hidrológica que nutre al propio lago (Victoria, en Tanzania) debería estar conectada al río Nilo siendo de esta forma su longitud mayor”, explicó.

Sea cual sea el resultado de la expedición el sitial de honor que ambos ríos tienen para el planeta se mantendrá inalterable.

Así el Amazonas, pilar sobre el cual se sustenta una de las zonas más biodiversas del mundo y responsable de capturar un tercio de todas las emanaciones de carbono, seguirá siendo considerado como el pulmón del mundo.

Por su parte, en el caso del Nilo nadie pondrá en duda que fue el motor para civilizaciones como el Egipto de los faraones.

Fuente: BBC

Web | + posts