Sin aguja: Bill Gates impulsa vacuna en forma de parche que se aplica sobre la piel

La Fundación Bill y Melinda Gates invirtió 23 millones de dólares en una tecnología que prescinde de las agujas y jeringas, y usa un botón que se aplica direct sobre la piel, es indoloro y no requiere cadena de frío ni gestión de residuos patogénicos

La Fundación Bill y Melinda Gates concedió 23,6 millones de dólares a la empresa estadounidense de ciencias de la vida Micron Biomedical para financiar la primera producción en masa de una tecnología de vacunación sin agujas.

La tecnología funciona mediante la administración de la vacuna a través de microagujas solubles adheridas a la piel en un dispositivo similar a un parche.

Los expertos en salud mundial llevan tiempo defendiendo el potencial de una tecnología similar para impulsar la administración de vacunas para salvar vidas.

Es más fácil de transportar y administrar que las inyecciones tradicionales, sobre todo en los países de renta baja, donde llegar a todos los niños que necesitan vacunas sigue siendo un reto. Sin embargo, el aumento de la producción ha sido un obstáculo.

Un ensayo realizado en Gambia este año mostró que el dispositivo de Micron administra la vacuna contra el sarampión y la rubiola -producida por el Instituto Serum de India- a adultos, bebés y niños con la misma seguridad y eficacia que las jeringas tradicionales, y produce una respuesta inmunitaria similar.

La tecnología “podría ayudar a superar algunos de los obstáculos más importantes para erradicar el sarampión y la rubiola en todo el mundo”, afirmó James Goodson, científico principal de la división de inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que también se han asociado con Micron.

No requiere una cadena de frío para su distribución ni un profesional formado para administrar la vacuna, y también podría ayudar a quienes tienen miedo a las inyecciones, señaló la empresa en un comunicado el jueves.

La financiación apoyará el desarrollo de una planta que ayude a fabricar unos 10 millones de dispositivos al año, para ensayos clínicos de mayor envergadura y luego un uso más amplio, sujeto a las aprobaciones de las autoridades reguladoras.

Fuente: elcomercio.pe

Web | + posts